logo

Accede gratis a la selección
exclusiva de faldas de Reina
Hortense y descubre nuevos
diseños que te harán brillar

Descubre las 16 faldas exclusivas de
Reina Hortense. Adéntrate en el mundo de la moda
y crea outfits únicos y originales.

Déjanos tus datos y accede gratuitamente a la
selección exclusiva de faldas de Reina Hortense

Con nuestro LookBook:

Empápate de un estilo único y original

Descubre 16 piezas exclusivas de faldas y despídete de ser un clon de las producciones en masa y del fast fashion.

Descubre el efecto estilizador de nuestras faldas

Es una de las prendas que pueden hacer más por ti y por tu figura . En Reina Hortense encontrarás faldas que se adapten a tu cuerpo y estilo.

Accede a creaciones con detalles únicos y exclusivos

No pasarás desapercibida, son diseños que enamoran. Se trata de que al entrar en un sitio , sepas que estás bien y que proyectes esa sensación sobre los que te ven.

Descubre la excelente relación calidad – precio de nuestras faldas

Aparte de sentirte única y diferente con nuestras ediciones limitadas queremos que obtengas una buena experiencia de compra con nuestras oportunidades en las pre –ventas. Tratamos directamente con la cliente sin intermediarios eso hace que podamos ofrecer una excelente relación calidad –precio.

Descubre la historia
de Reina Hortense

La moda siempre ha sido protagonista de mi vida desde que tengo uso de razón.
Ha sido algo tan natural e innato que jamás pensé vivir de ello.
Para mí, la moda ha sido un modo de expresión.
Desde pequeña customizaba la ropa y cuando dibujaba a toda la familia no faltaba detalle en sus estilismo.

En el terreno educativo, me decanté por educación infantil en casas privadas. Yo era la responsable de la educación y bienestar de los niños.

Todo cambió después de dar a luz a mis mellizas, Nahia y Lur. Decidí durante los dos primeros años cuidar de ellas.
Es entonces cuando creé un book con todos mis bocetos.
Se basaban en diseños elegantes y femeninos .
Cuando mis hijas nacieron decidí matricularme en una academia de patronaje y confección.Dar forma con el tejido me parecía increíble y quería aprender más y más.

Allí conocí a Alicia, mi profesora. Ella tenía un taller privado y hacía ropa a medida. Ver cómo trabajaba era un espectáculo y me inspiró realmente, ayudándome a realizar algún vestido para mí.

En ese momento, me di cuenta que mis creaciones gustaban a la gente. Así que, dando un giro de 360 grados a mi vida, comencé desde cero a montar mi propia marca , Reina Hortense.

¿Por qué
Reina Hortense?

De mis placeres de la vida, la alta gastronomía y de mis viajes por medio mundo, he adquirido mucha información real del mundo de la imagen.

En uno de esos viajes, me encontré con una impresionante mujer.

De viaje por Florencia, nos alojamos en un precioso hotel. Su arquitectura era impresionante. Los techos y las paredes se basaban en una decoración barroca y romántica que, combinada con el modernismo, lo convertía en un auténtico sueño.

La primera mañana, tras desayunar, salimos a dar un paseo por el palacio. En uno de los salones mis ojos se encontraron con un cuadro de una preciosa mujer y no pude evitar detenerme a apreciarlo. Se trataba de una figura bella, atractiva y seductora con una mirada interesante.

Me impactó tanto que no pude evitar preguntarle al recepcionista quién era aquella mujer a lo que me respondió que era Hortense, Reina de Holanda y madre de Napoleón III. Al regresar al hotel al anochecer me senté delante del cuadro que tanta impresión me había causado. Fue entonces cuando leí su historia y entendí su mirada, dejándome totalmente embaucada.

Aparte de una vida apasionante, fue una mujer independiente y realmente segura de sí misma. Era dulce, apasionada y atrevida.

Al cabo de unos meses, llegó el invierno y fuimos a esquiar, como hacemos todos los años. Como había nevado mucho, hubo un día que no pudimos esquiar y decidimos salir a pasear. En medio de este paseo, nos perdimos con la buena suerte de encontrar un coche atascado al que ayudamos a salir de la densa nieve.

Como agradecimiento, el conductor nos invitó a cenar. Para mi sorpresa, nos llevó a un restaurante de montaña llamado Reina Hortense. No me lo podía creer. Volvía a cruzarse en mi vida. Decidí que era una señal y me guié por mi intuición llamando a mi nueva marca como esa preciosa mujer que tanto me sorprendió, Reina Hortense.